martes, 4 de septiembre de 2012

TE ESPERARÉ TODA MI VIDA. MEGAN MAXWELL

He continuado dándole oportunidades a la romántica porque quiero acabar el año con el reto cumplido, y como no he podido evitar reírme cada vez que veo por ahí el título "Los príncipes azules también destiñen" decidí darle otra oportunidad a Megan Maxwell. Sabéis que este libro lo he leído mientras hacía de copiloto (y azafata, porque los niños, a la media hora suelen querer agua, pipí, pan o fuet, y así van repitiendo cada 30-35 minutos, que en mi caso recordad que se multiplica por 4). Ya os comenté que ahora entiendo eso de lecturas frescas para el verano, y esta ha cumplido lo que muchas veces decís esperáis de una novela, el puro entretenimiento.
Supongo que la excelente portada de las Ranas también se enamoran me hizo poner el listón tan alto que la novela quedó desmerecida; pero aquí, la portada no tiene tanta gracia.

Resumen: Montse, Julia y Juana viven en Londres por motivos laborales. Montse sueña desde niña con un castillo y un caballero escoceses. Casualmente a Juana le toca un viaje a Escocia que no duda en compartir con sus amigas. 
Allí pasará algo increíble; tras el apagón por una tormenta durante una cena temática medieval aparecen en la Escocia de 3 siglos antes. Y Montse verá cómo se personifican sus sueños.

Impresiones:
Realmente la novela romántica es un género que no sorprende, sino entretiene. Los personajes son los de siempre, aquí con la gracia de los viajes en el tiempo.
La cosa ha tenido gracia, porque el libro que había leído unos días antes había sido El Medallón de la Magia. Así que, si en uno a los habitantes del presente nos sorprenden los modales de alguien del pasado, aquí sucede justo lo contrario, que los habitantes del pasado no dejan de "flipar" con personajes del futuro
Para mí lo mejor ha sido el tono humorístico, que aquí no me ha sorprendido (ya lo esperaba por las ranas) y además no se me ha hecho tan repetitivo.
Otra casualidad mágica de esas que me ocurren con frecuencia ha sido que, llevaba unas 40 canciones en el móvil (para conectar a la radio del coche), y una de ellas es la versión de Presuntos Implicados de una canción que nos menciona el libro "Esperaré".

Conclusión: Si lo que realmente pretendes de una novela es que te haga pasar un rato entretenido ésta lo consigue (y para mí el aliciente del humor es un punto a favor).


21 comentarios:

  1. No soy mucho de romántica, y el argumento de la novela que nos presentas no me ha convencido... Así que la dejo pasar. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que es para gustarte la romántica, si no...
      Un beso

      Eliminar
  2. Tengo muchas ganas de leer todas las novelas de esta autora, desde que leía a las Ranas Megan se volvió una de mis escritoras de chick-lit favoritas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las Ranas me defraudó un poco porque la portada me enamoró. Ahora sabía que iba a entretener las horas de copiloto y me arrancó unas cuantas sonrisas.
      Saludos

      Eliminar
  3. A mi lo del humor también me supone un aliciente, aún no he leído nada de Megan Maxwell, vengo de decirlo en otro blog, creo que empezaría por otro, pero lo tengo en cuenta. Besillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aunque en Las Ranas el humor se me hizo repetitivo y demasiado al estilo de Chiquito de la Calzada (a quien nunca toleré), en este caso me ha llegado y he reído más.
      Saludos

      Eliminar
  4. Biennnnnnnn... me alegra saber que la novela te hizo reír y pasarlo bien. Para mi es un lujazo conseguir que sonriáis. Muchas gracias por la estupenda reseña y mil besazoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate si me hizo pasar un rato agradable, que al poco me animé con otra.
      Gracias por pasarte.
      Un beso

      Eliminar
  5. Creo que es con la historia que más me he reído de Megan Maxwell.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las protagonistas no tienen desperdicio!
      Un beso

      Eliminar
  6. Creo que has dado en el clavo. Las novelas de Megan Maxwell son muy entretenidas, y me parecen una muy buena opción para quien le gusta la novela romántica o el chick-lit. ¡Pura diversión! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, según avanzo en las lecturas me doy cuenta que a cada una tengo que pedirle cosas diferentes, y no puedo juzgarlo todo con el mismo rasero.
      Un beso

      Eliminar
  7. No he leído nada de esta autora pero, bien es verdad que no suelo leer literatura romántica, aunque sean entretenidas, como parece que es esta...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por Dios, Carmen, con ese icono que te sale y haciéndonos leer a todos a la Austen, nadie lo diría. Jejeje.
      Un beso

      Eliminar
    2. Jane Austen no es romántica, que conste. Las Bronté, por ajemplo, sí, pero nuestra querida Jane no.
      Besazos,

      Eliminar
  8. Me alegro de que te haya gustado, pero creo que yo no la disfrutaía tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque no he marcado las cosas graciosas, sino te las enviaría para que la disfrutases, porque el tema romántico supongo que habrá a quien le gustará más o se le hará súperempalagoso, pero el humor... a nadie le amarga un dulce, no?
      Besos

      Eliminar
  9. Aún no he catado nada de la autora...pero ya le tengo ganas...a cualquiera de sus obras jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues después de leer 3, no sé cuál te recomendaría, así que estrénate con Los príncipes azules también destiñen y me cuentas, jaja
      Besos

      Eliminar
  10. Lo he leído hace unos días y desde luego es una lectura ideal de playa. Fresca, divertida, sencilla... Ideal cuando no apetece enfrascarse en lecturas densas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Todavía no me he estrenado con esta autora y ya tengo varias recomendación, a ver si le llega el turno...Un besote!!

    ResponderEliminar